…Dicen que los Acer campestris son árboles de crecimeitno lento
Este Acer campestris fue adquirido en 2003 en Centro bonsái Valencia , era poco mas que un plantón.
Tras mas de una década «engordando» y cogiendo forma este experimento de cultivo en suelo lo dimos por fallido, donde las sucesivas podas y crecimientos llevaron a una opción poco usual en un arce, ciertas curvas sin proporción que tampoco hacían ningún buen material , mas bien lo contrario, con una base sin movimiento ni conicidad ni buen arranque ni nada…

A pesar de todo el cúmulo de errores de formación, decidimos extraerlo e intentar darle cierta forma a este material

nos pusimos manos a la obra con un buen abonado aprovechando el año de salida del material que siempre hay un crecimiento «extra»

Tras el primer año de cultivo en maceta conseguíamos al menos la ramificación primaria , pero con poco grosor, asi que dejamos un año mas creciendo al ritmo de un acer campestris…

segundo año de crecimiento.

el árbol arranca bastante bien

Aunque con hojas aún muy grandes

…con los defoliados reduce el tamaño de la hoja, aserrándose éstas.

Tras el segundo año de cultivo es hora de dar una poda y un modelado a la escasa ramificación que tenemos.

desde ambos lados se puede observar el último movimiento del árbol.

Me gustan las cabezas de mantis…

Primer diseño en firme, no me disgusta la dinámica que transmite la estructura principal.

…Con el paso de los años hemos ido mejorando en lo posible su ramificación con una notable reducción en la hoja como puede verse en esta última foto , seguiremos trabajando para mejorarlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba